8 Pruebas no paramétricas

En el capítulo 7 vimos que para usar esas pruebas tenemos que cumplir con algunos requisitos sobre la distribución normal de las variables, nivel de medición y homogeneidad de las varianzas. Con alguna frecuencia, sin embargo, resulta que nuestros datos no cumplen con alguno de esos requisitos. Esto se puede dar por la naturaleza de la investigación, por ejemplo si estamos investigando un fenómeno que no se puede medir a escala de intervalo o razón; o tenemos relativamente pocos datos y luego de realizar los test de Fisher y Shapiro nos damos cuenta de que o la varianza es muy heterogénea o que las variables carecen de distribución normal.

Por suerte todavía hay esperanza. Existen algunas pruebas estadísticas, llamadas no paramétricas que nos pueden salvar en estos casos. En este capítulo desarrollaremos tres de ellos.